BARRA DE PESTAÑAS

3 abr. 2012

13,14,15 de Marzo de 2012- SABAIDEE LAOS!!!. Luang Nam Tha y Muang La- LAOS


Salí de Chiang Mai alrededor de las 8:30 de la mañana en direccion hacia Chiang Khong, el pueblo que hace de paso fronterizo entre Tailandia y Laos. 7 horas de viaje hasta llegar a Rio Mekong, uno de los 5 rios mas grandes del mundo, y sin duda el rio mas importante en el sudeste asiática. Para cruzar el rio tuve que cogerme un barquito que me llevara hasta el otro lado, y una vez ahí, después de esperar media hora a que me arreglaran la visa, comencé a ver mis posibilidades. La mayoría de viajeros, en cuanto cruzan la frontera, cogen un barco que dura unos 3 dias hasta llegar a la ciudad de Luang Prabang. Yo por mi parte, decidi cogerme la segunda opción mas comun entre los viajeros, y dirigirme a Luang Nam Tha. Tuve suerte ya que no tuve que esperar ni media hora para que saliera el minibús que nos llevaría hasta Luang Nam Tha, donde podría descansar y estudiar mis posibilidades en Laos. En el viaje del minibús conoci  a una chica francesa de mi edad, Sarah, que venía de viajar con su novio por Indonesia y Tailandia , y habia decidido continuar sola mientras su novio se tenia que volver a Francia.  
Al llegar a Luang Nam Tha conoci a Johan, otro francés, amigo de Sarah, que nos resumió brevemente  la oferta de guest houses disponibles.  Encontramos un hotel que resultaba bastante barato si compartías habitación, asi que Sarah y yo no dudamos en juntarnos y dormir ahí, una habitación como de hotel propiamente dicha.  Dimos una pequeña vuelta por el pueblecito,  y comimos un pato muy rico en el mercado. Comenzamos a hablar y resultaba que tanto Johan y Sarah, que se conocían del dia anterior en Chiang Rai, y yo, íbamos a coger la misma dirección, pero con tiempos distintos, ya que  ambos solo iban a estar alrededor de 2 semanas en Laos, cuando yo iba a estar 1 mes. Sin duda antes o después nos tendríamos que separar, pero para comenzar , no estar solo y haber encontrado buena gente, parecían argumentos suficientes como para que nos juntaramos y viajaramos juntos hacia el norte de Laos.  De camino pude observar que Laos no iba a tener nada que ver con Tailandia y sus edificios modernos, con sus infraestructuras preparadísimas y su turismo exacerbado. Laos por otro lado presenta casas de bambu, aldeas pequeñas en los valles entre las montañas, a pie de carretera, poca civilización y poca modernización. Metodos tradicionales y pasados, pero increíblemente bonitos.
A la mañana siguiente decidimos cogernos un autobús directamente hasta OudomXai, ya que Johan, que llevaba una guía, nos habia hablado de un pueblecito pequeño a 20kms al norte de Oudom Xai. Luang Nam Tha no tiene nada fuera de lo común de por si, la ciudad no es que sea muy grande y sin duda me recordó de nuevo al mismo tipo de ciudad de India, aunque una centesima de basura y gente en la calle en comparación con un pueblo en India, pero el mismo ambiente con un poco de polvo constante, edificios bajos, grises y con mucha vida en la misma calle, con utilización de métodos mas rurales y como ya lo defino en mi cabeza: “mas reales.”  
Cogimos el autobús y llegamos a Oudom Xai pero aun asi la siguiente ciudad tampoco tenia ningun atractivo, bastante fea y con poca oferta de cosas que hacer o ver. En la ida conocimos a una pareja de chavales de 18 años franceses,y  a Nick, un alemán que habia vivido 1 año entre Tailandia y Laos y hablaba un poco del idioma local.En un principio habíamos decidido ir juntos a Muang La, la aldea a la que íbamos, pero al final ellos decidieron quedarse en Oudom Xai para aprovecharse de las comodidades de estar en una ciudad con internet y más posibilidades de comunicación y acceso a dinero.  Nosotros cogimos un tuk-tuk y llegamos  a Muang La, donde solamente habia una sola guesthouse, y un hotel pequeño de medio lujo. Parecia un pequeño pueblo de carretera, pero nada mas dejar las bolsas decidimos bajar al rio, y sorpresa al ver que la mayor parte del pueblo estaba de hecho al otro lado del rio. Las vistas eran increíbles, con un rio precioso, una puesta de sol brutal y la gente local bañándose en el rio y en las aguas termales que llegan a esta zona gracias al hotel, que ha construido una cañería desde el manantial de agua y ha creado una pequeña piscina de agua termal para el uso de sus clientes…pero que acaban usando todos los locales, y nosotros!

Muang La es un pueblito enano, con calles sin asfaltar, mas que la que pasa a las afueras del pueblo, todas las calles son de piedras o de tierra. Hay dos ríos que confluyen a las orillas de esta aldea y forman un paisaje genial. Caminando un dia por el pueblo vimos a una señora hilando algodón en la terraza de su casa. Al verla me acerque y aunque parezca mentira era la primera vez en mi vida que veía algo asi en directo, y fue cuando volví a pensar en cómo hemos perdido las cosas más esenciales en detrimento de la tecnología en nuestras vidas. Hemos olvidado y ya no aprendemos a como hacer las cosas más básicas, las cuales nos darían de comer, de vestir y de vivir en general, las cosas MÁS BASICAS no son luego tan fáciles como esperamos que sean, o cómo podemos creer que son. Caminamos y conocimos, y nos bañamos en el rio donde los chavales no dejaban de hacerse  los machos intentando mostrar a los falang  (extranjeros ) su fuerza mientras se peleaban de broma unos con otros.Y en general me enamoré de Muang La, una aldea enana, perdida en las montañas y donde todavía no han llegado los turistas masivos.  

Vista de entrada el templo de Muang La 




Mujer tejiendo con algodon de su jardin,
Toda la maquinaria hecha con madera y bambu










En las aguas termales

Al salir de clase

Sarah

Johan


2 comentarios:

  1. No se como puedes conseguir hacer estas fotos en esos momentos! Son increíbles! La imagen de la mujer de 1000 años en la ventana me ha dejado helada y la de los niños saltando en el agua es espectacular! Vaya maravilla! No se si sueles leer mis comentarios pero, de verdad que es impresionante todo lo que estás viviendo, que suerte! Disfrútalo que es como para contarlo TODO! Un besote

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que es lógico que no supieras cómo contestar ya que mi blog no tiene nada que ver con el tuyo, pero en cuanto empezaste con él me quedé fascinada con tus historias y tus fotografías! Así que nada, esperaré a la próxima aventura de Diego Morodo! Jeje, un besote y gracias por el comentario que me dejaste!

    Rocío

    ResponderEliminar

COMENTARIOS?PREGUNTAS?DESEOS?PALABRAS BONITAS?ESCRIBE LO QUE DESEES!